recetas de cocina Pearls of wisdom: La princesa de largos cabellos
BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

domingo, 22 de mayo de 2011

La princesa de largos cabellos

Después de que la profesora hubiese dado el punto de las formas de transmisión literaria, por grupos de tres, cada una eligió hacer al día siguiente una de las formas de transmisión. A mi me tocó la narración con libro, exactamente del libro: "La princesa de largos cabellos".

A continuación os voy a mostrar el cuento que me tocó mediante imágenes y tambien os voy a contar de qué trata.


Esto era un vez una preciosa princesa que nació en un enorme castillo. El padre estaba encantado con ella porque era su hijita pequeña, pero a la vez estaba asombrado por la cantidad de pelo que tenía ya desde muy chiquitita.


Cuando la princesa fue creciendo, con ella también crecía su pelo. Fijáos si lo tenía largo que necesitaba una piscina para ella sola y un montón de gente para que la lavasen y peinasen el pelo.


La princesa cansada de tener que depender de sus criados para cogerle el pelo de lo mucho que le pesaba, decidió poner el pelo en dos maletas para que así pudiese tener sus momentos a solas.


Un día, la princesa fue al circo porque no lo conocía y resulta que allí conoció a un hombre taaan fuerte que podía levantar hasta un caballo. La princesa pensó que se podía ir con ella y cogerle las maletas llenas de su pelo que tanto pesaban.

Cuando a la princesa le tocó buscar marido, fue muy difícil porque ningún chico quería casarse con ella porque siempre llevaba al forzudo consigo. Para que a los chicos no les importase que la princesa llevase a todos lados al forzudo, el rey dijo a todos los pretendientes que las maletas que llevaba el hombre, estaban llenas de riquezas.


Pero la princesa cansada de recibir tantos pretendientes para conquistarla y que la llevasen como regalos: peines de oro, joyas, diamantes... decidió escaparse por la noche con su hombre forzudo porque se dió cuenta de que con su maravilloso pelo ya tenía demasiada riqueza.

Por las noches cuando la princesa y el hombre fuerzudo, que se convirtió en su novio, tenían frío a la hora de dormir, la princesa abría sus reales maletas, sacaba su fantástico pelo y se tapaban con el.


Al día siguiente, el hombre fuerzudo le dijo a la princesa que si quería ir con él al circo y la princesa dijo que sí, que sería muy feliz allí en el circo con él. Como la princesa ya estaba un poco cansada de tener tanto pelo, le pidió a su novio que se lo cortase y desde entonces el fuerzudo se convirtió en su peluquero personal.


Y coloría colorado este cuento se ha acabado.

La primera vez que tuve que contar este cuento delante de dos de mis compañeras (porque estábamos divididas en grupos de tres), fue un poco regular porque era un libro que me lo había dejado la profesora y me lo había preparado en 5 minutos, y a parte me daba verguenza. Pero viendo que no pasaba nada, cuando lo conté por segunda vez, me tranquilicé y me salió un poco mejor.